Emilia, periodismo y vida sin aditivos

Emilia

Emilia  de Lina Flórez y Pablo Pérez (Altais), 168 págs., Cohete Cómics, 2019.

 

Este cómic es todo un homenaje: primero, a Emilia Pardo Umaña, protagonista y razón de ser de este trabajo a quien Flórez y Pérez han dedicado parte de su producción académica y, segundo, al oficio periodístico mismo.

Pues este cómic rescata la vida y obra de una de las primeras mujeres periodistas de Colombia. O mejor como vida y obra están entrelazadas: cuenta fragmentos de la vida de Emilia a través de su obra presentada en viñetas. Ahí hay un tercer homenaje, ¿qué mejor forma de honrar a quienes admiramos que dándoles un poco de lo que amamos, aunque sea de manera póstuma?

Emilia

Emilia, páginas 68 y 69.

 

El libro deja entrever un profundo respeto por todos estos aspectos: el periodismo, el cómic y Doña Emilia. Tanto así que aparecen fragmentos de material de archivo, como esta máquina de escribir Royal que viñetas más tarde vemos que es usada por Umaña.

También hay pequeños guiños al cómic de antaño la decisión del claroscuro, la retícula clásica de 3×3, los semitonos (gran ganancia de la edición en físico).

Además, se muestra a Emilia cómo fue o cómo se dejó ver: sin aditivos. Por eso como decisión del guion se respeta el español de la época. Confieso que me gustó más la segunda parte pues es allí donde Emilia se muestra más vehemente y sincera.

Emilia

Emilia, páginas 150 y 151.

Por último, vale la pena mencionar que la edición de Cohete Cómics es hermosa, bien cuidada, llena de detalles de fina coquetería y comparando los primeros capítulos publicados en la web con el libro publicado se evidencia una edición juiciosa y respetuosa que pone en primer lugar al lector. Se agradece la nueva diagramación de algunos textos, la omisión de algunas viñetas e información adicional, pero también la inclusión de otros detalles finales que configuran una unidad muy bien pensada y armada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Pinterest

Estefania Henao B.

De la caja de colores solo gasto el rojo. Veo historias en detalles insignificantes, si no son cuentos, son viñetas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados

error: El contenido está protegido!!
Scroll to Top